Yo como tú comes

Tarta de Requesón (Torta de Ricotta)                                                     

 

INGREDIENTES PARA LA MASA
2 tazas de harina
2 cucharadas de polvo de hornear
125 gr de mantequilla
110 gr de azúcar
1 huevo(L)
1 yema
2 cucharadas de leche

 

 

INGREDIENTES PARA EL RELLENO
500 gr de requesón
1 taza de azúcar
3 huevos
1 cucharada de maicena
1/2 taza de pasas de uvas
ralladura de un limón

 

PREPARACIÓN

 

 

1.- En primer lugar vamos a preparar la masa mezclando sus ingredientes, primero colocamos la harina y el polvo de hornear en un recipiente hondo y los mezclamos.

2.- Hacemos un hueco en el centro y le agregamos el huevo entero, la yema, el azúcar, la leche y la mantequilla en trocitos y a temperatura ambiente para trabajarla mejor.

3.- Unimos la masa con una cuchara de madera y luego un poco con las manos, no hay que amasar mucho sólo lo suficiente para que los ingredientes se integren. Quedará un poco pegajosa. Armamos un bollo, envolvemos bien con papel film y lo ponemos en la nevera 1 hora.

4.- Pasado ese tiempo, lo sacamos de la nevera y lo dividimos en dos, uno un poco más grande que el otro, volvemos a envolverlo y reservamos.

En este momento encendemos el horno a 180º y nos ponemos a preparar el relleno.

5.- Ponemos las pasas de uva a remojar con agua, vino dulce o coñac (a gusto de cada uno). Reservamos.

6.- Separamos las claras de las yemas y batimos las primeras a punto de nieve, cuanto más firmes queden mejor. Reservamos.

7.- Batimos aparte las yemas de una en una agregándole el azúcar, las pasa de uva escurridas, la ralladura del limón y por último el requesón. Con tenedor integramos bien y finalmente agregamos las claras a punto de nieve de manera envolvente (de abajo hacia arriba)Reservamos.

8.- En un molde de tarta desmontable de unos 22 cm untamos mantequilla y espolvoreamos con harina. Reservamos.

9.- Estiramos cada bollo de masa con un rodillo, el más grande irá abajo, lo estiramos calculando que tenemos que subir la masa cubriendo unos 2 cm el borde de la tartera para que contenga el relleno.

10.- Vertemos el relleno en la masa ya estirada dentro de la tartera y lo emparejamos con la parte inferior de una cuchara. Ponemos por encima el otro bollo ya estirado teniendo en cuenta que debe llegar bien al borde para que cubra el relleno. Unimos el borde de la masa de abajo con el borde de la masa de arriba, la trabajamos bien con los dedos para que quede bien unida y sellada.

11.- Pinchamos la superficie con un tenedor y ponemos en el horno alrededor de 1/2 hora, cuando esté doradita por arriba y podamos meter un cuchillo de canto entre la tarta y la tartera y veamos que se despega con facilidad y la masa está cocida, quitamos del horno. Puede ser má de 1/2 hora , lo mejor es ir comprobando todas las veces que sea necesario.

12.- Dejamos que se enfríe unos minutos, pasamos de canto un cuchillo por todo el borde, abrimos el costado del molde, retiramos y dejamos que se termine de enfriar fuera de la nevera. Cuando esté a temperatura ambiente, envolvemos con papel film o metálico y la ponemos nuevamente en la nevera unas tres horas antes de cortar y servir.